La indigestión.  La terrible calma. Los trocitos de mi vida en mis manos acunándose. Las lágrimas y los golpes no caben en ésta pintura. ¿ No ves que sólo es la inercia de una pesadilla?

No hay comentarios: