De tu muerte, la vida es la muerte.
Fue tu mano antes de ser parte de la noche, diente arrancado de un cadáver.
Fue tu corazón, antes de la celda, un ave en mi pecho.
Fuiste tú, antes de ser yo, y matarnos en el asiento vacío.

No hay comentarios: