grita en los colores el alud de tus alas mi condena
que en tu negro clava ilusión borrada de mi vida
al fuego de tu cuerpo, llevándome contigo
a la dolorosa quietud
amorfa del filo
que corte de una vez
mis ojos
en tu ceguera

No hay comentarios: